Antonio Jesús Arellano Guerrero, pintor autodidacta, natural de Lentegí y residente en Almuñecar. Comenzó su trayectoria artística en el año 1986 y actualmente posee un gran número de obras y ha realizado varias exposiciones tanto individuales como colectivas. Se dio a conocer entre el público a través de la exposición de sus primeras obras, en la Casa de la Cultura de Almuñecar, fundamentalmente bodegones, figuras y paisajes.

cuadro1

Habiendo vivido una temporada en Brasil descubrió una cultura, paisajes, luces y colores que le han despertado una nueva forma de ver la vida y reflejarla en sus cuadros; tanto es así que Antonio Jesús se ha introducido en un cambio pictórico que es notorio si se ha seguido su trabajo a lo largo de estos años a nivel de técnica como de plasmación de la propia obra.

En su primera época sus obras reflejaban básicamente el interés por representar con la máxima exactitud el entorno natural que le rodeaba donde se veían claramente bodegones y paisajes tradicionales, aunque con dibujo seguro y poderoso. Su afán por abrirse paso entre los artistas le lleva a innovar e introducirse en una técnica difícil y compleja como el cubismo donde él se siente realmente cómodo ya que logra reflejar aquello que tanto desea, e incluso fusionar, dándole a esa técnica una perspectiva personal.

cuadro2

Hoy, su obra es minuciosa y detallista, aunque no es esencialmente un arte lineal que intenta representar la realidad, si no más bien, sugerir un espacio abierto en mentes despiertas. Es en definitiva una obra muy personal, llena de luz y de color, donde poco a poco los lienzos han ido tomando carácter propio.